Los peligrosos efectos secundarios del clembuterol: «Literalmente nos estamos jugando la vida»